Ritual de la Puja

El Bhakti Yoga es una de las seis mayores ramas del yoga, que respresenta el sendero o camino del amor incondicional y la devoción completa a Dios o al Ser divino. En la tradición Védica es llamado Īśvara.

Ritual de la Puja

El Bhakti Yoga es una de las seis mayores ramas del yoga, que respresenta el sendero o camino del amor incondicional y la devoción completa a Dios o al Ser divino. En la tradición Védica es llamado Īśvara.

El Bhakti Yoga es la vía del Yoga que purifica y canaliza nuestras emociones para acceder a un sentimiento de amor incondicional y de unidad con todo lo que nos rodea. Una de las prácticas que se incluyen en este sendero es el ritual o Puja, palabra sánscrita que significa reverencia, homenaje.

¿Qué es la Puja?

La Puja es un ritual de conexión con todos los elementos de la naturaleza de la cual somos parte.

Según la tradición, los cinco elementos que conforman la naturaleza también se encuentran en nuestro cuerpo. Durante la puja se usan estos cinco elementos simbolizados en las ofrendas: agua, fuego, incienso, alimento, flores… que al final de la Puja , una vez puesta nuestra intención en ese acto, de forma sincera y al mismo tiempo renunciando a los resultados de la misma, volverán a cada persona en forma de prasad: el símbolo de la energía que nos mantiene y rodea, contenido en la ofrenda que vuelve a nosotros al final de la puja, reforzando nuestro ser con protección y buenos augurios. Es importante en esta práctica una apertura tanto en el dar como en el recibir. En este ritual celebramos y honramos lo que somos, llevando la atención a las cualidades internas que deseamos potenciar y afirmando una resolución personal.

Además de las ofrendas, seleccionamos una deidad que respresenta a Dios o Īśvara, recitamos las oraciones y los nombres en sánscrito, saludamos a los maestros, invocamos a través de la llama de la vela, la luz del conocimiento y se pide a la deidad las bendiciones para que los obstáculos para la obtención del conocimiento sean superados.

La Puja idealmente se realiza a diario y con el tiempo nos ayuda a ver que todo es Dios, tanto las cosas que catalogamos como buenas como las que creemos que son malas. Todo en la creación es Dios y de ahí hacemos el ritual en agradecimiento por todas las bendiciones dadas.

Un feliz día

Spread the word

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *